Naturaleza

El interés que el Centro de Estudios Turiasonenses ha mostrado a lo largo de su dilatado periodo de actividades y publicaciones, no solo se ha centrado en los aspectos históricos y socioculturales de la Comarca, sino también en los ligados al medio natural en el que se enclava.

Las peculiares características topográficas que presenta la Comarca de Tarazona y el Moncayo, donde en una distancia de 25 kilómetros se produce un gradiente altitudinal de 2.000 metros, la influencia climática que ejerce tal relieve, así como las distintas condiciones edáficas, provocan que en una región relativamente reducida se creen multitud de ambientes, lo que se traduce en una gran variedad de taxones tanto botánicos como faunísticos que en diversas ocasiones llegan a ser endémicos dadas las especiales condiciones de la Comarca.

Por este hecho, ya desde algunos años atrás el C.E.T. comenzó la elaboración de un herbario siguiendo una metodología de conservación y clasificación exhaustiva así como respetuosa al máximo con el medio natural. Este trabajo que se está llevando a cabo cuenta con un fondo (a fecha de junio de 2008 y en constante ampliación) de más de 300 especies, todas ellas con su correspondiente ejemplar prensado que facilite posteriores estudios.

La finalidad de este trabajo es dar a conocer la riqueza florística de nuestra Comarca, que cuenta con más de 1.300 especies catalogadas, y con la paciencia, el esfuerzo de las personas implicadas, el tiempo y los apoyos de botánicos expertos, intentar alcanzar un número lo más próximo posible a esas 1.300 existentes.

Paralelamente a la creación de este herbario físico se realiza un herbario virtual en el que se almacenan en una base todos los datos de la especie, incluyendo fotografía, así como las condiciones particulares de su recolección, permitiendo, al igual que el herbario tradicional, su consulta, pero de una forma más ágil gracias a las nuevas tecnologías.

De esta forma, ambos formatos de herbario se complementan, permitiendo por un lado la agilidad en la consulta característica de las bases de datos y por otro la disponibilidad física de los ejemplares, lo que facilita de forma notable el exhaustivo estudio botánico.

Otro de los frentes en los que la Sección de Medio Natural está volcada es el de la creación de un fondo fotográfico sobre naturaleza, que permita tanto el conocimiento más cercano de las especies animales y paisajes como la disponibilidad de imágenes para las distintas publicaciones del C.E.T. Al igual que con el herbario, se pretende crear un fondo documental, perfectamente organizado y registrado y en constante ampliación, que permita plasmar la riqueza de la Comarca, dejando constancia física de ello.

El fin de todos los trabajos del área de medio natural es aglutinar las características de los distintos ambientes existentes en la Comarca gracias a las condiciones ambientales peculiares que se concentran, desde los espacios esteparios similares a los Monegros, a los hayedos y bosques de influencia atlántica, pasando por los encinares y los pinares de carácter mediterráneo, los piornales característicos de las zonas más elevadas del Moncayo o los bosques de ribera ligados a los cauces principales del Queiles y Huecha.

BREVE HISTORIA BOTÁNICA TURIASONENSE

El interés botánico de esta región no es un hecho contemporáneo, ya desde el siglo XVII se han realizado trabajos botánicos destacables. Entre todos ellos sobresalen dos ilustres turiasonenses:

- Bernardo de Cienfuegos (Tarazona, 1580 - Madrid, 1640): célebre botánico, estudió en la Universidad de Alcalá de Henares en la que leía Cátedra de Letras humanas en el año 1599, siendo un versado en varios idiomas. También estudió medicina, pero no llegó a ejercer por dedicar todos sus esfuerzos a su mayor pasión, la botánica. Herborizó por distintas regiones de nuestro país, coleccionando datos numerosos de usos, nombres y localidades de plantas españolas.

Su principal obra, inédita y sin concluir, "Historia de las Plantas", reúne la labor de muchos años, recogiendo los estudios de lo publicado hasta entonces y de sus contemporáneos y en el principio de cada tomo contiene índices con nombres de las especies en castellano, catalán, valenciano, portugués, latín, griego, hebreo, árabe, morisco, alemán, flamenco, etc. Las plantas están dibujadas al natural con mucha puntualidad y propiedad, llevan sus sinónimos y nombres vulgares, sus descripciones é historia, sacada de varios autores, sus usos médicos, económicos, las supersticiosas opiniones de sus virtudes, la noticia de los lugares donde nacen en Aragón y otros Reinos de España. Los originales, siete tomos en folio, se conservan en la Real Biblioteca de Madrid.

Aunque no consiguió alcanzar la notoriedad merecida en su tiempo, viviendo de forma paupérrima, afamados botánicos como Cavanilles, Willdenou o Jussieu reconocieron en sus obras su labor, dedicándole los géneros Cienfogosia, Cienfuegia o Fugosia, muchos botánicos actuales incluyen estos tres géneros en el género Fugosia.

- Juan Ximénez Gil: médico y farmacéutico natural de Tarazona, notable botánico de principios el siglo XVII. Su obra, "Salubridad del Moncayo y términos contiguos de los Montes Pirineos; sierra de Albarracín, Teruel y Daroca y de otros puertos altos del Reino de Aragón", fechada en 1608, se considera como la primera aproximación a la flora aragonesa.

Para obtener más información de estos y otros destacables botánicos se pude consultar el libro de Vicente Martínez Tejero "Los Botánicos Aragoneses".

- Pero el estudio florístico del Moncayo no se reduce a estas aportaciones históricas, de hecho, hoy en día, es uno de los espacios mejor estudiados gracias a los estudios que se han realizado en el Parque Natural, entre los que merece destacarse la labor desarrollada por D. Pedro Mª. Uribe-Echebarría Díaz, autor del libro Vegetación e itinerarios botánicos en el Parque Natural del Moncayo (2002), en el que también participó D. Daniel Gómez García, botánico del Instituto Pirenaico de Ecología, y de las "Claves Ilustradas de la Flora del Moncayo" (2004), y a quien el Gobierno de Aragón encargó la elaboración del Catálogo Florístico.
ampliar
Abejaruco
Ismael González
ampliar
Moncayo desde el Cerro
Ismael González
ampliar
Herbario CET

ampliar
Herbario CET